domingo, 14 de octubre de 2012

La vida a través de la forma y el color



Por Antonio Gabriel Guzzo - Crítico de arte
Argentina - 2011




               Orlando Arias Morales, hijo de una naturaleza exigente, donde cada bocanada de oxigeno hay que ganársela a puro estoicismo, donde la tierra debe ser hurgada pacientemente para obtener el pan de cada día o las riquezas escondidas en sus entrañas…, donde el sol está más cerca y los colores más puros, mas exuberantes… Creció para vivir con su gente, para pintarla, para pintar su entereza de raza indómita, para pintar ese mestizaje que la hace única y capaz de afrontar todos los desafíos de una naturaleza prodiga pero, como ya dije, exigente.

              
Sus obras llevan el sello del trópico y de las alturas: el colorido intenso y de contrastes, contrastes armoniosos, delicados y a la vez contundentes para marcar espacios y esencias… Su pensamiento siempre inquieto, inquisidor y en busca de verdades, va plasmando sus convicciones y propuestas en un crecimiento espiritual de inigualable expresividad.

              
El cromatismo y las formas no tienen secretos para él, con ellos hace hablen sus abstracciones igual que nos hablan sus figuraciones, sus surrealismos y todos los “ismos” que le plazca utilizar para decir sus emociones e ideas…, tanto de lo físico como de lo metafísico….

              
Admirando los retratos, los rostros en general, tienen ese aspecto de serenidad y estoicismo sin marcas gestuales y unas bocas cerradas llenas del silencio de las alturas andinas… donde la mas de las veces solo sirven las palabras esenciales…

              
Todo esto está también en sus variadas obras donde podemos ir descubriendo ese cosmos que por obra y gracia de su talento se hace universal aun en el abstractismo más riguroso.

              
Indaguemos, admiremos y gocemos su obra.




Isa Ramos dijo...
Preciosos los colores que plasma Orlando Arias Morales .  Se ven las pinturas e imágenes vivas, como si latieran y respiraran.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada