martes, 24 de abril de 2012

Pintor boliviano en Europa





Por Jorge Infante Velarde
Periódico Mundo Latino

Octubre 2006 - Madrid, España

 

 

 

 

 

 

               Con 16 años, comienza a pintar en serio en su Bolivia natal aunque desde muy niño en la escuela, ya mostraba una gran afición al dibujo. Cursó estudios de economia (que no llegó a completar), por dedicarse al arte, su verdadera vocación.

               Siendo muy joven,decide emigrar a Estados Unidos y, como primera etapa en su viaje, se queda una temporada en Perú desde donde viaja a Ecuador, país en el que permanece por dos años antes de dirigirse a Colombia donde su estadía se prolonga por otros 16 años y donde realiza la mayor etapa de su trayectoria como artista plástico. Panamá y Costa Rica son otros dos destinos que visita permaneciendo en ellos unas temporadas en su ruta hacia lo que él creía, su destino final: Estados Unidos país al cual, nunca llegaría por cuanto decide venir a Europa y recala en Florencia donde, inesperadamente, la prensa de aquella ciudad da una amplia difusión a su trabajo como artista lo cual tiene un inmediato efecto en su país natal, que de esta manera, comienza a "reconocer· la valía de un artista nacido en Bolivia. En 2004, decide viajar desde Florencia a Madrid ciudad en la que actualmente reside y comienza una prolífica obra que de manera paulatina, le va haciendo conocido en los círculos del arte en España.







               La obra de Orlando Arias ha sido unánimamente acogida con elogios ya que desde que comenzara a exponer en 1976, ha participado en más de un centenar de convocatorias en diversos países de Europa y América llamando poderosamente la atención por la fuerza cromática y la propuesta de sus obras. Con una temática que en sus muchos años de carrera artística ha abarcado la pintura abstracta, el cubismo, el desnudo y el expresionismo, ha tenido tiempo también para una serie de pintura indigenista con la representación de los diferentes tipos étnicos bolivianos y americanos así como también, ha plasmado los pueblos y parajes autóctonos de Bolivia. El estilo neofigurativo y el surrealista, también ha impregnado su obra en los últimos 30 años.






               En la muestra exhibida en FAIM sin embargo, los cuadros presentados mostraron lo que Arias denomina su "pintura robótica" esto es, la representación de los seres humanos dominados y aplastados por la tecnología y la modernidad  hasta el punto de convertirlos en humanos "deshumanizados" y en palabras del propio pintor respecto de estas pinturas, (que quieren llamar la atención sobre este creciente fenómeno), afirma que "el hombre contemporáneo está robotizado. Nos quieren volver máquinas, todo parece producido en serie. El pintor tiene que plasmar esta tragedia".

 

               Los cuadros de Arias no dejan indiferente a nadie y es imposible pasar frente a ellos sin dejar de observar los fantásticos colores que el artista consigue y las perspectivas que se aprecian en sus obras, dan la perfecta sensación de espacio y profundidad. 

               Arias está sin duda, destinado a ser un pintor de indiscutida valía y renombre en el corto plazo en un mercado tan competitivo y dinámico como es España y Europa entera por extensión y para ello, ya prepara junto a su representante, exposiciones en Francia, Holanda e Italia que no harán más que afianzar la increíble calidad y belleza que alcanzan sus cuadros. 
              



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada